Tras los ataques sufridos por La mafia se sienta a la mesa​, franquicia española que tuvo que defenderse de la acusación del mismísimo estado italiano por el presunto delito de “exaltación del terrorismo”, al usar la denominación “mafia” y elementos decorativos alusivos a la misma, presuntamente ofensivos, ahora acaba de abrir en París un establecimiento basado en un concepto parecido, con el nombre “Corleone by Lucia Riina.”

Es evidente que la imagen en el mundo de la mafia italiana y su influencia en la sociedad se ha visto reflejada en el cine, la literatura o el teatro, sin generar la reacción que sí tuvo la red de restaurantes “La Mafia…” negocio, por otro lado, perfectamente legal y sin ninguna relación con personas o empresas italianas, más allá de su imagen, al contrario de “Corleone…” que pertenece a familiares de un conocidísimo capo di capi de la citada organización. Habrá que esperar a ver si el posicionamiento de las autoridades italianas en este caso se manifiesta igual de combativo.