La Asociación Catalana de Franquiciadores (ACF) valoró, en la última reunión de su Junta Directiva, las noticias publicadas sobre el anteproyecto de Ley de las Áreas de Promoción Económica Urbana (APEUs) de la Generalitat de Catalunya y acordó comunicar a la Dirección General de Comercio su disposición a colaborar a fondo para que las redes de franquicia y, lógicamente, sus franquiciados sean una parte activa de estas nuevas herramientas de promoción y mejora de la competencia. La Generalitat ha calificado de 'free riders' a las franquicias y quiere implantar una cuota obligatoria para todo negocio instalado en una zona comercial.

El presidente de la ACF, Xavier Vallhonrat, ha manifestado que "es bueno para todos que los franquiciados se integren en este proyecto, como empresarios comprometidos con su entorno y su comunidad, aportando profesionalidad y compromiso." La Dirección General de Comercio ha acogido favorablemente este posicionamiento, que ayudará al desarrollo de la citada ley que está, todavía, en los inicios de su tramitación.