Mexicana de Franquicias tiene muy claros sus objetivos de crecimiento y, para ello, recurre a la asistencia a diversas ferias de franquicias nacionales. En esta ocasión, acude, en dos semanas, a dos importantes citas: las ediciones de Valencia y Bilbao de Franquishop. La enseña de restauración es también partidaria de estas ferias, más locales, en las que “el contacto con el emprendedor es más directo y se consiguen reuniones fructíferas”, afirma el director de Desarrollo Comercial de Mexicana de Franquicias, Carlos Ruiz.  

Mexicana de Franquicias asiste con sus tres marcas de restauración, cada una con un concepto bien definido y dirigida a un tipo de público. La Mordida, restaurantes de comida mexicana, es la marca más longeva del grupo, con más de 20 años a sus espaldas y reconocida por el público madrileño y valenciano, gracias a la apertura que se realizó en la capital del Turia a principios de 2019. La inversión media inicial para unirse a la franquicia La Mordida es de 145.000 euros más 20.000 euros de canon de entrada. La facturación anual, una vez pasado el periodo de adaptación al mercado (estimado en unos cuatro meses) está en torno a los 750.000 euros, con un margen neto del 23%.

Ricos Tacos ofrece a una clientela más joven un concepto de fusión de sabores, basándose en platos de la gastronomía mexicana y mediterránea, en la que el público tiene siempre la decisión sobre los ingredientes, convirtiendo cada visita en una experiencia única para los sentidos. La inversión para establecer una de las cantinas Ricos Tacos es de aproximadamente 60.000 euros, más un canon de entrada de 20.000 euros, y sus locales no necesitan de salida de humos. El departamento de Expansión garantiza la idoneidad de la ubicación y está disponible también la opción de llave en mano.

Por último, la última incorporación es SuperTaco, un concepto de negocio basado en la restauración mexicana y con un sencilla estructura empresarial que garantiza una alta rentabilidad y una cómoda gestión del modelo de negocio. La cifra de la inversión inicial parte de los 45.000 euros, más un canon de entrada de 20.000 euros, y el contrato tiene una duración de 5 años renovables.

SuperTaco ofrece un servicio de mesa con menú sencillo, basado en tacos y burritos con las mejores recetas de la gastronomía tradicional mexicana. Además, se incorporan otros platos más modernos, como las hamburguesas con sabores tex-mex y, por supuesto, chelas y cócteles frozen.