La Pepita Burger Bar, franquicia gallega especializada en hamburguesas premium, comienza el año con dos nuevos establecimientos en Logroño y Lugo, posicionándose con una red de catorce restaurantes en España.

Los locales, que han supuesto una inversión cercana a los 400.000 euros entre los dos, incrementarán la superficie comercial de la enseña en 360 m2 y generará más de veinte puestos de trabajo.

Se trata del primer local en La Rioja, mientras que en Galicia la cadena consolida su modelo de negocio con un total de nueve restaurantes operativos. Ambas aperturas responden al plan de expansión anunciado por la compañía a final de año, que además contempla su llegada a Valladolid y Bilbao a medio plazo.

Franquicias: una pepita en cada provincia

Desde que abrió su primer establecimiento en Vigo en el año 2012 La Pepita Burger Bar ha crecido hasta llegar a los catorce establecimientos operativos, cifra que espera incrementar a medio plazo basándose en un plan de crecimiento mediante el que tiene previsto llegar a las principales capitales de provincia españolas, a través del sistema de franquicias.

Los creadores de La Pepita son Santiago Salgueiro Lago y Begoña Ocampo Quintana, quienes poseen estudios de hostelería y administración de empresas y cuentan con una "amplia experiencia nacional e internacional".