La Fundación Alain Afflelou se une por noveno año consecutivo a la caravana solidaria “El desierto de los niños”, una iniciativa impulsada por la marca Hyundai que viajará a Marruecos este viernes 23 de marzo con el objetivo de continuar con su labor social en pequeñas poblaciones desfavorecidas del país.

La caravana cuenta con un total de 54 vehículos 4x4, más el Camión Solidario, en los que viajarán 183 personas, de las cuales 57 son niños menores de 14 años. La aventura comienza en Tarifa, punto de partida con destino a Tánger. Los ópticos-optometristas de la fundación, junto a los voluntarios de las diferentes marcas participantes, desarrollarán su labor altruista en pequeñas poblaciones cercanas a los campamentos de Meknès, Erfoud y Merzouga, para terminar finalmente en Nador, donde embarcarán de vuelta a España. El trabajo de los ópticos-optometristas de la Fundación Alain Afflelou representa uno de los pilares más importantes en "El desierto de los niños". Desde el inicio de la colaboración, cerca de 50 ópticos de la compañía se han sumado a la aventura, realizando cerca de 4.000 revisiones de la vista y regalando cerca de 2.000 gafas graduadas y 4.000 gafas de sol.

Este año, seis ópticos voluntarios y un representante de la fundación en Marruecos visitarán durante ocho días diferentes zonas del país, donde realizarán revisiones visuales tanto a niños como a adultos. Además, regalarán gafas graduadas y gafas de sol a quienes lo necesiten.

La edición más solidaria de "El desierto de los niños"

La 14ª edición de "El desierto de los niños" crece en colaboración solidaria por parte del resto de marcas. Además de la fundación, que lleva nueve años acompañado a la expedición, "El desierto de los niños" cuenta con Hyundai como compañía impulsora del proyecto, además de con Kumho, Bujarkay, RACE y Promyges 4x4 como colaboradores.

Destaca especialmente la acción realizada por la red de concesionarios Hyundai, a través de la que han recaudado un total de 20.608 euros para construir una guardería en el desierto.

Otra de las novedades de la edición 2018 es el Camión Solidario, “conducido” por Bujarkay. A diferencia de otros años, el camión no viajará a Marruecos con cosas donadas por simpatizantes de la asociación "El desierto de los niños". Todo el material que se aportará a las diferentes asociaciones locales de Marruecos será comprado en el propio país con el objetivo de contribuir a la economía local.

Además, la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) Región I y la ONU, del centro de formación CIFAL Madrid, ambas a través del Real Automóvil Club de España (RACE), llevarán hasta el desierto la campaña #dejatever (#staybright) para concienciar a los menores de la necesidad de dejarse ver cruces de calles y carreteras mediante el uso correcto de los chalecos reflectantes. Kumho se encargará de entregar más de 1.000 mochilas reflectantes a los niños del desierto.

Todos los vehículos que viajan en "El desierto de los niños" son proporcionados por Hyundai e irán equipados con neumáticos mixtos de Kumho. Además, los coches de la organización van equipados con productos de Promyges 4x4, especialistas en el sector que aportan a la caravana todo lo necesario para poder “vivir” en el desierto sin problemas.