Nuestra metodología se basa en clases muy dinámicas que van más allá del fit boxing, cada día es algo diferente, por lo que los socios no entran en una rutina y siempre disfrutan de clases muy personalizadas y variadas, comenta Cristian Morales, socio fundador de la marca, quien continúa: Nuestras boutiques, al estar situadas en zonas estratégicas, proporcionan a nuestros socios, la mayoría ejecutivos, un networking muy interesante. Además, en cada clase existen distintos niveles y cada uno de ellos es atendido de forma personalizada.

 “De hecho, en la misma clase podrían llegar a coincidir hasta cuatro profesores. Además, existen entrenamientos especiales para niños, fomentando así el deporte en familia, otro de los grandes valores de la marca, concluye Morales.  

Cuando el socio ha alcanzado un nivel que los entrenadores del gimnasio consideran adecuado, entonces pueden, si lo desean, subirse al ring para practicar y disfrutar de lo que se ha aprendido.

Desde Morales Box aseguran que "tras el éxito de las dos Boxing Boutique ubicadas en Madrid, la marca busca nuevos socios que lleven este novedoso concepto de negocio a otras ciudades españolas, teniendo un especial interés por A Coruña, Bilbao, San Sebastián, Valencia, Zaragoza, Alicante, Palma de Mallorca, Sevilla y Málaga".