La cadena de restauración KFC ha abierto 14 nuevos establecimientos a lo largo del 2019 alcanzando la cifra de 155 restaurantes repartidos por toda la geografía española. 

Las aperturas han tenido lugar en diferentes localidades a lo largo del territorio español en ciudades como Bilbao, Algeciras, Calpe, Madrid o Córdoba. Estos nuevos restaurantes están gestionados por diferentes franquiciados, como son el caso de, entre otros, RTS, Padicum o Amrest. Para dar servicio a todos estos nuevos establecimientos, la cadena ha contratado a más de 200 empleados.

“Seguimos trabajando en un ambicioso plan de crecimiento y expansión para estar cerca de nuestros clientes a lo largo de todo el territorio nacional. España es un mercado con gran potencial de crecimiento. Actualmente ya contamos con más de 150 restaurantes y tenemos el objetivo de alcanzar la cifra de 200 restaurantes a finales del próximo año”, ha asegurado Scott Mezvinsky, General Manager de KFC Iberia.

KFC, que aterrizó en España por primera vez en 1976, refuerza con estas últimas aperturas su presencia en la península ibérica, alcanzando 182 restaurantes: 155 locales en España y 27 en Portugal, todos ellos gestionados desde KFC Iberia. En total, la compañía tiene más de 23.000 locales en 135 países de todo mundo.

El último cuatrimestre de este 2019 viene con fuerza gracias al ambicioso plan de aperturas que tiene la marca. En este sentido, se prevén nuevos locales para seguir expandiendo la firma a lo largo del país con el objetivo de llegar a las 40 aperturas a lo largo de este año.