La startup Cheerfy, respaldada por el fondo americano Techstars Ventures, que ya ha invertido en Uber o Twilio, y el grupo alemán Metro, propitario de Makro, ha lanzado de forma simultánea su plataforma de fidelización de clientes para restaurantes en las ciudades de Madrid y Londres.

La plataforma ya está disponible para su uso en cadenas españolas como Grosso Napoletano o VAIT, además de en otras internacionales como Taylor St. Baristas, Black Sheep o Autogrill. Para su lanzamiento, ha contado también con el respaldo de Heineken.

Cheerfy permite que el cliente se registre en el programa de fidelización directamente a través del wifi del restaurante en su primera visita, sin necesidad de descargarse ninguna aplicación.

A partir de ese momento, pasa a ser un miembro del programa de ese restaurante o grupo de restauración y podrá recibir mensajes personalizados con recomendaciones o incentivos, de forma automática y en tiempo real, una vez traspase el umbral del local, "de una manera nada intrusiva y respetando la privacidad".

"Nuestra misión es trasladar el paradigma de experiencias perfectas del mundo de Internet al mundo real, detectando la presencia del cliente en el local gracias a dispositivos ya existentes como el wifi. Siempre con la premisa de proporcionar todo el control al cliente final, para que la personalización sea equilibrada y ajustada a sus expectativas", explica Carlos Gómez Vendrell, cofundador y consejero delegado de Cheerfy.