Las autoridades en materia de competencia de Polonia han bloqueado la adquisición por parte de AmRest, dueño de La Tagliatella, del negocio de Telepizza en el país, al no otorgar su autorización para esta concentración.

Así lo ha indicado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), lo que supone el bloqueo de una operación valorada en 8 millones de euros y cuyo contrato de compraventa de acciones ya firmaron ambas empresas en julio de 2018.

De esta forma, dicho contrato ha quedado rescindido automáticamente al no cumplirse las condiciones precedentes establecidas antes de la fecha límite, toda vez que las autoridades de Polonia no han dado su consentimiento a la operación.

En concreto, Telepizza contempló la venta su negocio en Polonia, que incluye sus 107 tiendas (36 propias y 71 franquiciadas). La cadena de pizzerías señaló en su momento que esta venta supondría una oportunidad de desarrollo tanto para sus franquiciados en Polonia como para los actuales empleados, que pasarán a formar parte de un gran grupo con una fuerte presencia en el mercado polaco.

 

No tendrá ningún impacto en la alianza con Pizza Hut, que entró en vigor el pasado 30 de diciembre, ya que se trata de un mercado no incluido en el acuerdo

 

Esta transacción se enmarcaba dentro de la hoja de ruta definida justo después la firma de la alianza estratégica entre Telepizza y Pizza Hut, que le permitiría duplicar sus restaurantes hasta más de 2.500 y sus ventas en el sistema hasta los 1.100 millones de euros anuales y ampliar su presencia a 37 países.

Telepizza ha precisado a Europa Press que la cancelación de esta operación no tendrá ningún impacto en la alianza con Pizza Hut, que entró en vigor el pasado 30 de diciembre, ya que se trata de un mercado no incluido en el acuerdo.

En un comunicado enviado a la CNMV, Telepizza atribuye la cancelación del contrato a la decisión de AmRest de no extender la fecha límite para el cumplimiento de la condición relativa a la aprobación de la operación por las autoridades polacas, dando por terminado el acuerdo de compraventa.