Ambiseint, franquicia especializada en marketing olfativo, ambientación profesional e higiene ambiental, ha diseñado un nuevo sistema que le ha permitido disminuir el uso del plástico de los cierres de las recargas de sus difusores en casi un 70%. Han pasado del envase del sistema común de tapón desechable que usan la mayoría de empresas del sector, con 2,54 gramos de plástico, a un nuevo cierre de seguridad con el anagrama de su mariposa, de 0,86 gramos por envase. Además, es reutilizable tantas veces como se necesite y fácilmente transportable, ya que en vez de ser de plástico soplado es de polipropileno sólido. Esto le permite poder transportar grandes cantidades en muy poco espacio, reduciendo así también las emisiones de CO2 en el transporte. Con todo ello, se estima utilizar como mínimo una media de 20.000 kilos menos de plástico en los próximos 5 años.

De igual manera, todos sus envases son de plástico reciclable y en un alto porcentaje reciclado y siguen trabajando para reducir los materiales nocivos tanto de los envases como de las nuevas etiquetas bio-compostables que están desarrollando. Desde la compañía señalan que "se trata de un paso más en nuestro afán por contribuir al cuidado del entorno, algo que venimos haciendo desde hace tiempo distribuyendo una de la gama de aromas y productos de los más naturales y ecológicos que existen actualmente en el mercado". Su siguiente proyecto es el desarrollo de una colección de aromas con esencias 100% naturales y orgánicas.

Todos los productos que utiliza Ambiseint están fabricados en España "con materias primas puras y naturales en base a las estrictas normativas y controles sanitarios". Su servicio está enfocado principalmente al mercado profesional, pero recientemente la firma ha puesto al alcance del consumidor con una nueva línea de productos para el hogar que se puede adquirir a través de la web de la empresa.