En 1997, Muy mucho abrió su primera tienda en Barcelona. Se trataba de una empresa familiar especializada en el sector de la decoración y complementos del hogar. Tras 20 años de trayectoria, Muy mucho ha llegado a 6 países con un centenar de tiendas mediante el modelo de franquicia. Recientemente ha recibido el premio a la "Franquicia catalana con mejor proyección internacional". Hablamos con su director de Expansión, Albert Boada.

¿Cómo nació la idea de crear Muy mucho?

Muy mucho nació a partir de una única tienda —hace casi 20 años— en la calle Casanova de Barcelona, propiedad de la familia Quiles. A partir de esta tienda se empezó la expansión en Cataluña con la apertura de tiendas propias, hasta que en el año 2011 hicimos nuestros primeros test de franquicias. Dos años después, se creó el departamento de Expansión e iniciamos el desarrollo nacional e internacional con un plan para la década siguiente.

 

"Lo veo, me gusta, tiene buen precio y me lo puedo permitir porque el valor es asequible. Parece sencillo, pero requiere mucho trabajo mantener la fórmula"

 

¿Cuáles son vuestros puntos diferenciales?

Nos gusta decir que somos nice & price. Vendemos producto bonito a buen precio, ese es nuestro punto fuerte. Puedes ir a una tienda Muy mucho y encontrar un elemento de personalización de tu casa por muy poco dinero, por lo que nuestros clientes pueden darse un capricho a un precio que pueden permitirse. Si entras en una tienda Muy mucho, te garantizo que comprarás, ya que nuestro cliente puede encontrar novedades todas las semanas. Lo veo, me gusta, tiene buen precio y me lo puedo permitir porque el valor es asequible. Parece sencillo, pero requiere mucho trabajo mantener la fórmula.

 

"En los últimos 5 años nuestra empresa ha doblado su volumen 3 veces y en los últimos 6 hemos multiplicado por 10 el número de tiendas"

 

¿Cuáles son vuestros planes de expansión?

En los últimos 5 años nuestra empresa ha doblado su volumen 3 veces y, en los últimos 6, hemos multiplicado por 10 el número de tiendas. Creemos que durante los próximos años mantendremos el ritmo de crecimiento, con la apertura de dos o tres nuevos mercados anualmente.

Este 2019 abrimos nuestras primeras tiendas en Italia y Ecuador. Y para el año próximo ya estamos avanzando con negociaciones en otros nuevos mercados, además de consolidar los mercados actuales.

 

"Este 2019 abrimos nuestras primeras tiendas en Italia y Ecuador. Y para el año próximo ya estamos avanzando con negociaciones en otros nuevos mercados"

 

¿Cuáles han sido los elementos que han permitido este crecimiento?

Tenemos un proyecto singular, atractivo y de éxito. Creo que supimos analizar nuestro sector y detectar el nicho de mercado al que dirigirnos en el momento correcto. Es un sector con gran potencial de crecimiento, y nosotros nos hemos situado en una posición correcta para desarrollarlo. Trabajamos mucho para detectar nuestros puntos fuertes y nuestras amenazas externas y nos adaptamos para avanzar.

 

¿Qué novedades tiene pensadas para su público y cómo cree que evolucionan los gustos del usuario en decoración?

Estamos en un proceso dinámico de adaptación constante a los cambios del mercado. Creemos que en un futuro próximo podremos dar a nuestros clientes una gama más completa y continua de decoración. Continuaremos teniendo la frescura de las novedades frecuentes que tanto nos caracteriza, pero consolidaremos una oferta más constante en el ámbito del hogar y la decoración que nos haga aún ser más referentes.

Los gustos del consumidor van a cambiar cada vez con más rapidez, y van a ser más polifacéticos. El reto será adaptarse a esa evolución sin perder la identidad.

 

¿Cómo definiría su sector y a qué retos se enfrenta?

El sector se está polarizando en dos modelos: el gran centro de decoración y mobiliario, generalmente en grandes superficies en la periferia de las ciudades, y la tienda de pequeña decoración y moda del hogar. El reto de todas ellas será combatir y convivir con la venta online. No solo por la competencia directa que puede suponer, sino principalmente por los cambios en los hábitos de compra y uso del tiempo de los consumidores.

 

¿Cómo es la relación de Muy mucho con sus franquiciados? ¿Cuál cree que es el local más óptimo para abrir una tienda?

Nuestra relación con los franquiciados históricamente podría definirse como próxima, como corresponden a los orígenes de la marca. Uno de los retos que se nos viene es mantener este tipo de relación a medida que la empresa crece y adquiere una dimensión internacional.

El local óptimo está ubicado en un centro comercial o calle con buen tránsito peatonal, con una superficie de 180 a 300 m², en función de la ciudad y su entorno.

 

¿Qué objetivos de futuro se ha marcado?

Ser líderes de la pequeña decoración y productos para el hogar. Debemos consolidar los mercados en los que estamos y completar una red nacional en cada uno de ellos, para llegar a ser el referente próximo para el consumidor en pequeña decoración y la moda del hogar.

 

¿Qué significa para vosotros haber ganado el Premio a la Franquicia catalana con mejor proyección internacional?

Este galardón es un premio a la persistencia. Nacimos como una empresa familiar y un día tomamos una decisión estratégica de futuro para crecer e internacionalizarnos; un plan que realizamos cuando aún éramos muy pequeños como empresa. Pero hubo personas en nuestro equipo que tuvieron la visión del objetivo y el camino a seguir. Desde entonces hemos trabajado, a veces a contracorriente, convencidos de lo que hacíamos. Aún queda mucho que hacer, pero este premio es un reconocimiento al trabajo persistente y tenaz de nuestros equipos.