Normalmente creemos que las hamburguesas son poco saludables y una fuente de grasas que podría dañar nuestra salud o bienestar físico. "Pero las hamburguesas –aseguran desde La Pepita Burger Bar– poseen gran cantidad de vitaminas que son esenciales para el buen funcionamiento de nuestro organismo, así como de minerales como el potasio, que en una sola hamburguesa nos puede aportar más de 300 mg. Su carne nos ayuda a desarrollar nuestros músculos y contiene hierro, que nos permite mantener la energía que necesitamos a lo largo del día. Cuando comemos una hamburguesa con alimentos buenos y naturales, nuestros glóbulos rojos se activan, comenzando a transportar oxígeno por todo nuestro cuerpo".

La Pepita Burger Bar es una cadena gallega especializada en hamburguesas premium con nutrientes y un alto nivel energético. Como plato principal, la enseña ofrece casi 20 hamburguesas diferentes, que se hacen al momento a la parrilla, además de una especial que se suma a la carta cada mes. La marca trabaja con distribuidores de distintas regiones de Galicia y Castilla y León, eligiendo en cada caso el producto de mayor calidad: cerdo ibérico de Salamanca o buey de José Gordón en León, con la garantía de “El Capricho”, ternera y vaca de Galicia o pollo de corral de cooperativa. 

Una Pepita en cada capital de provincia

La Pepita Burger Bar abrió su primer restaurante en el año 2012 en Vigo. Desde entonces, la marca ha experimentado un fuerte desarrollo, debido al gran esfuerzo de sus fundadores por crear un concepto de negocio cuidado al detalle y apoyado por las nuevas tecnologías y un experimentado equipo humano.

Tras seis años en funcionamiento, la enseña cuenta actualmente con 13 establecimientos operativos en todo el país, cifra que se prevé incrementar a medio plazo sobre la base de un plan de crecimiento mediante el que tiene previsto llegar a las principales capitales de provincia españolas.