La franquicia de gimnasios Anytime Fitness ha inaugurado esta semana en Bilbao su primer club en el País Vasco. Su puesta en marcha ha generado siete puestos de trabajo y su actividad operará bajo el régimen de franquicia, cuya gestión estará pilotada por los hermanos Joe y David Plastino.

De origen estadounidense, esta es la primera incursión en el mercado español de estos veteranos multifranquiciados, que cuentan con una dilatada experiencia dentro de la familia Anytime Fitness, en la que ya gestionan cinco clubes en Japón.

Una experiencia de la que ahora esperan poder servirse en nuestro país, donde su plan pasa por abrir un total de diez clubes Anytime Fitness. “Aunque hemos plantado bandera en la región norte de España, no perdemos de vista otras zonas como Madrid, donde creemos que la franquicia tiene grandes oportunidades aún por explotar”, sostiene Joe Plastino.

Para cumplir con la demanda del público objetivo de la zona elegida –usuarios entre los 30 y 60 años con un alto perfil socioeconómico– “nuestro club de Bilbao es un concepto más cercano al boutique. Hemos cuidado con mucho mimo la decoración, el diseño de las instalaciones y lo hemos equipado con la más avanzada tecnología de los proveedores Life Fitness y Precor”, afirma Joe. Precisamente a esta última multinacional estuvo vinculado hace años uno de los hermanos Plastino y fue gracias a ella como entraron en contacto con la franquicia Anytime Fitness, con la que ahora emprende una nueva etapa empresarial en España.