"Las cadenas asociadas a Marcas de Restauración están cumpliendo fielmente sus expectativas de crecimiento sostenible, armonizándolo con los valores que nos representan, como la responsabilidad social, las tendencias de mercado, la innovación, la apuesta tecnológica y digital y los hábitos de vida sana y de consumo que se vienen produciendo en la población española", ha resaltado el presidente de Marcas de Restauración, Carlos Pérez Tenorio. Informa Europa Press.

Las perspectivas para 2018 y los próximos años siguen siendo positivas, lo que se traducirá en el aumento de la contratación, según el informe. De hecho, el número de empleados en el sector no ha parado de crecer desde 2012 y este superó en 2017 los 1,6 millones en España. De estos,166.500 correspondían a las cadenas asociadas a Marcas de Restauración.

 

La principal amenaza para el sector, esta radica en la falta de empleados cualificados (18,5%), seguida por la creciente competencia y los precios del mercado inmobiliario, ambas opciones con un 16,5%

 

Asimismo, Marcas de Restauración estima que alrededor de 3.000 millones es la facturación indirecta del sector, lo que suponen 80.000 empleos adicionales. Así, el impacto total de empleo del sector se encontraría en torno a los 240.000 empleos.

 

Respecto a las prioridades estratégicas, estas son el crecimiento orgánico con franquicias (14%) o la expansión internacional (11%)

 

Por su parte, el director ejecutivo de The NPD Group Iberia, Vicente Montesinos, ha destacado el buen ritmo de crecimiento del sector, teniendo en cuenta la marcha general del mercado. Las previsiones realizadas a diciembre de 2017 para el año en curso 2018, bajo estimaciones de crecimiento sostenido de PIB, y sin considerar las reacciones mayores del contexto sociopolítico o las tendencias de consumo en 2018, fueron de mantenimiento de un ritmo creciente de ventas, subiendo un 1,9% a final de año, dato que parece estar superándose, según ha señalado.

Los factores determinantes en la positiva evolución del sector han sido, entre otros, la positiva tendencia del mercado organizado, a cuya mayoría representa Marcas de Restauración, con incrementos de tráfico del 5%, el aumento del consumo de adultos trabajadores y familias, el incremento del consumo en el local, el ritmo de aperturas de restaurantes, sobre todo organizados, y el incremento de los desayunos y almuerzos. En este contexto, el consumidor está dispuesto a gastar más en restauración, en busca de una elevación de su experiencia de consumo que incluye mejor calidad en producto, servicio y ambiente.

La tendencia positiva del mercado mantiene un potencial "enorme", aunque aún está lejos de igualar el mercado previo a la crisis. Para ello sería necesario modificar hábitos creados y mantener unas circunstancias y contexto muy favorables para el consumo durante varios ejercicios consecutivos.

TENDENCIAS DEL SECTOR

El socio responsable del sector Consumo de KPMG en España, Carlos Peregrina, abordó las conclusiones de una encuesta a los principales directivos de las empresas de restauración organizada pertenecientes a Marcas de Restauración sobre el estado actual del sector y sus previsiones futuras.

Según el informe, para el 78% de las empresas encuestadas, la situación actual de la restauración organizada en España es buena o excelente y el 83% espera que siga mejorando. Por otro lado, el 89% espera que su facturación crezca en el ejercicio 2018 y un 72% espera incrementar sus inversiones por encima del 5%, mientras que un 89% prevé aumentar su plantilla.

En cuanto a la principal amenaza para el sector, esta radica en la falta de empleados cualificados (18,5%), seguida por la creciente competencia y los precios del mercado inmobiliario, ambas opciones con un 16,5% de las respuestas. Respecto a las prioridades estratégicas, estas son el crecimiento orgánico con franquicias (14%) o la expansión internacional (11%), entre otras.

"El interés en la expansión internacional pone de manifiesto la consolidación de los conceptos de restauración organizada desarrollados en España y que pretenden abrirse hueco en otros mercados", afirmó Peregrina. Además, añadió que "el aumento de la competencia en España está haciendo que cada vez más empresas se fijen en mercados exteriores para seguir creciendo".

En cuanto a las inversiones, las herramientas tecnológicas se mantienen a la cabeza con un 26% de las respuestas, seguido del desarrollo de nuevos productos (21%) y de la internacionalización (19%).

Por último, en la transformación digital destacan, con un 24%, las redes sociales y los comentarios de los clientes como el aspecto que más está cambiando la forma en la que los clientes se comunican con las empresas, seguido por los nuevos servicios de entrega a domicilio o la transformación de los ya existentes (20%).