¿Cuál es el origen de La Piemontesa?

El origen de la franquicia viene determinado por la intención de realizar un restaurante italiano de comida de calidad, de fácil gestión y alta rentabilidad. Su éxito se basa en la producción de los platos en el obrador central de Lleida con la materia prima líder en cada sector e importada directamente de las mejores regiones de Italia. 

¿En qué zonas geográficas estáis posicionados especialmente? ¿Tenéis alguna preferencia en este sentido?

Estamos posicionados en diversos puntos de la geografía nacional, pero especialmente en el arco del Mediterráneo, Madrid y País Vasco.

¿Por qué apostáis por el modelo de franquicia?

Apostamos por el modelo de franquicia, pero también por la gestión directa, aunque en los locales de gestión directa realizamos una inversión más elevada. Con este gesto queremos transmitir a nuestros franquiciados que el modelo funciona, puesto que la carta y los precios de los locales de gestión directa son exactamente los mismos que los de los locales de franquicia.

 

"En los locales de gestión directa realizamos una inversión más elevada, pero la carta y los precios de los locales de gestión directa son exactamente los mismos que los de los locales de franquicia"

 

En un mercado tan competitivo como el de la restauración italiana, ¿cómo defines a La Piemontesa y qué la hace diferente del resto?

Nuestra diferencia principal radica en la alta calidad de nuestros platos. Para ello, nos basamos en productos de las mejores DOP de Italia. Cuando comemos en un restaurante de La Piemontesa podemos disfrutar mucho del sabor de nuestra cocina sin una sensación de pesadez en el estómago, gracias a que nuestras pastas no contienen aditivos, colorantes o conservantes.

Tenéis un plan de expansión muy ambicioso. ¿Cuáles son las previsiones de crecimiento para los próximos años?

Estas previsiones se han visto alteradas por la demanda de solicitudes que estamos experimentando, y al consultar con los interesados estamos viendo el reflejo de todo lo comentado anteriormente, pues la mayoría que contacta con nosotros es porque son clientes de algún restaurante que tenemos en la actualidad.

 

"Las previsiones de expansión se han visto alteradas por la demanda de solicitudes que estamos experimentando"

 

¿Tenéis presencia en el extranjero?

No, en la actualidad no tenemos presencia en el extranjero porque pensamos que el mercado nacional tiene mucha oferta para nosotros, aunque uno de los países que encontramos más interesantes es Portugal.

Todos los restaurantes de La Piemontesa se abastecen del obrador que tenéis en Lleida y que recientemente habéis ampliado. ¿Qué ventajas tiene?

El abastecerte de un obrador central permite una rápida elaboración de los platos en el restaurante final y obtener el mismo resultado y sabor en todos los restaurantes. Un cliente nuestro tiene la misma satisfacción de un producto servido en Cataluña, Madrid o Sevilla. Otra ventaja es que el personal que se necesita para trabajar no ha de ser altamente cualificado y su horario de trabajo no tiene nada que ver con el horario de la restauración convencional. 

 

"Tenemos tres perfiles de franquiciados, aunque quizás el más predominante es el del inversionista que confía la gestión diaria en un director o encargado"

 

¿Cuál es el perfil del franquiciado y cómo valoras la relación con él?

La relación con el franquiciado no puede ser otra que la del compañero de viaje, pues hemos firmado un contrato de once años de duración con los mismos intereses, que el franquiciado pueda obtener la máxima rentabilidad posible y que esté interesado en seguir desarrollando nuevas aperturas.

Nos encontramos tres perfiles de franquiciados, aunque quizás el más predominante es el del inversionista que realiza un control sobre su inversión, es decir, no está trabajando en el establecimiento pero realiza un control periódico de los ingresos y los gastos de su actividad, confiando para la gestión diaria en un director o encargado.

¿Cuáles son las condiciones para abrir una franquicia (inversión, canon de entrada, royalty, etc.)?

La inversión ronda aproximadamente los 1500 €/m2. Por lo tanto, para un local que consideramos óptimo de 400 m2 necesitamos una inversión de 600.000 euros. Esto incluye el canon de entrada, que es de 30.000 euros, y el pedido inicial de todo el suministro, que es de 40.000. El royalty es del 6%.