¿Cómo ha evolucionado Fersay desde sus inicios como servicio técnico?

Hemos pasado de ser un servicio técnico que solo vendía componentes electrónicos a un negocio de venta de accesorios y repuestos para electrodomésticos del hogar y el PAE (pequeño aparato electrodoméstico). También nos hemos especializado en servicios de logística para otras empresas, como call center, posventa, canjes…

¿Qué les diferencia de la competencia?

El mercado en el que nos movemos se caracteriza por la necesidad de disponer de una amplia gama de repuestos para poder dar con rapidez un buen servicio. Esto obliga a importantes inversiones de stocks y a una gestión de enorme complejidad.

A nosotros nos caracteriza la firme determinación por contar con profesionales cualificados para seguir el ritmo tan vertiginoso que impone la tecnología. Fue un grave error en España desprestigiar la formación profesional. Un problema añadido es la falta de márgenes, que hace que las marcas tampoco puedan invertir para que haya suficientes servicios técnicos.

¿Por qué se decidieron por el modelo de franquicias como estrategia de crecimiento?

Después de tantos años en el mercado, empezamos a recibir diariamente en nuestra central de Madrid un volumen muy elevado de llamadas de clientes particulares consultando acerca de productos que no localizaban en el mercado y que nosotros sí teníamos en stock. Por este motivo, decidimos emprender el camino de la franquicia, para ofrecer una solución a las necesidades no cubiertas de esos clientes. A su vez, a través de nuestras tiendas franquiciadas conseguimos dar a conocer nuestra marca.

 

Fersay ha desarrollado un servicio 'click & collect', mediante el cual el consumidor puede hacer una compra online y recogerla en la tienda

 

¿Cuáles son los objetivos de aperturas marcados a medio y largo plazo?

En los tres primeros meses de 2018, el crecimiento en ventas ha sido positivo, lo que nos ha llevado a seguir incorporando productos e invertir en mejoras para Fersay, lo que prevemos que nos hará crecer más en los próximos meses.

Actualmente tenemos 25 franquicias distribuidas por toda la Península. Nuestro objetivo principal es la estabilidad, por eso preferimos crecer a un ritmo pausado. Nos gusta analizar muy bien el perfil de los interesados en montar una franquicia Fersay y asegurarnos de que estén seguros de emprender un largo camino con nosotros.

Un punto importante para el desarrollo de nuestras franquicias es la venta online. Por eso Fersay ha desarrollado un servicio click & collect, mediante el cual el consumidor puede hacer una compra online y recogerla en la propia tienda Fersay, con lo que generamos un mayor tráfico de clientes en nuestra franquicia.

 

Portugal es uno de nuestros objetivos prioritarios a tener en cuenta para futuras aperturas

 

¿También se contempla la expansión internacional?

Sí. Portugal es uno de nuestros objetivos prioritarios a tener en cuenta para futuras aperturas.

¿Cuál es el perfil idóneo para ser un franquiciado de Fersay?

El perfil que buscamos es el de una persona emprendedora, con ganas de trabajar en un proyecto ilusionante y con una actitud proactiva. Nuestro modelo de franquicia está basado en el autoempleo; por lo tanto, los candidatos deben estar convencidos del esfuerzo y, a su vez, de la satisfacción de llevar su propio negocio. Pasan a formar parte de un proyecto diseñado para la estabilidad a largo plazo del emprendedor.

¿Dónde se suelen ubicar los establecimientos Fersay y qué características tienen?

Las tiendas Fersay se ubican en poblaciones de más de 50.000 habitantes, normalmente en zonas concurridas de mucho paso de gente. El local debe contar con unos 70-120 m2, con la gran mayoría del espacio destinado a exposición de producto. Todas nuestras tiendas deben guardar una misma imagen, siguiendo la línea marcada por la central franquiciadora.

¿Qué peso tienen la tecnología y la I+D+i en este negocio?

La tecnología es fundamental en nuestro mercado. Aparte de estar siempre pendientes de las últimas novedades tecnológicas, Fersay tiene la gran ventaja de disponer de su propio laboratorio y servicio técnico dentro de la compañía. Esto nos hace estar seguros a la hora de incorporar cualquier novedad, ya que nuestro departamento técnico hace las comprobaciones pertinentes. Además, nos da la posibilidad de prestar un servicio posventa de gran calidad.

¿Qué formación debe tener el franquiciado?

Para Fersay la formación es algo fundamental. Al franquiciado no se le exige una preparación previa o un conocimiento específico, pero, desde el momento que pasa a formar parte de la familia Fersay, la formación es continua. Lo primero que recibirá será una formación intensiva en la central de Madrid para adquirir conocimientos tanto del mercado como técnicos o de gestión del punto de venta. Posteriormente, Fersay mantiene al día a sus franquiciados sobre cualquier novedad o formación que pueda ser relevante para el éxito de su negocio.

¿Qué supervisión se le hace?

Disponemos de una red de comerciales por toda España que visitan periódicamente cada tienda, asesorando y ayudando a los franquiciados. Desde la propia central también se mantiene un contacto fluido con ellos y celebramos una convención anual donde se comparte cualquier oportunidad de negocio o mejora que surja y pueda aplicarse a sus franquicias.