-Anytime Fitness ha recibido varios reconocimientos, como ocupar el número 14 del listado Forbes 2016 “Empresas a seguir”; ser considerada la franquicia número uno del mundo del sector por el Club Business International 2016; o recibir el reconocimiento IHRSA 2016 por ser la franquicia de gimnasios de mayor crecimiento del mundo. ¿Cómo se consigue el reconocimiento internacional?

La historia de Anytime Fitness es un claro ejemplo de que trabajar haciendo lo que te gusta es sinónimo de éxito. El éxito se debe a que el concepto Anytime Fitness responde exactamente a lo que los usuarios de gimnasios buscan: clubes mixtos de conveniencia, cercanos a su lugar de residencia o trabajo, abiertos las 24 horas del día, los 365 días del año, para todos los públicos.

-En todo el mundo alcanzan ya los 3.600 clubes operativos ¿Cuáles son sus objetivos de expansión?

En España estamos rozando ya los 50 clubes operativos, con la vista puesta en operar 250 clubes en un plazo inferior a 5 años. Nuestra previsión para el cierre del 2018 es alcanzar los 75 centros en nuestro territorio.

A nivel mundial, casi cumplimos una media de una apertura al día y, por lo tanto, este próximo año habremos superado muy fácilmente los 4.000 clubes, con una estimación de ventas superior a los dos mil millones de dólares, duplicando la cifra alcanzada al cierre de 2016.

-Abrieron su primer gimnasio en España el 2012. ¿Cómo valora la inserción de sus gimnasios en el mercado español?

Los comienzos siempre son complicados, si bien no nos podemos quejar de nuestro crecimiento. Durante los últimos 3 años, hemos sido los líderes de aperturas de nuestro sector, y acabamos de recibir el premio a la franquicia extranjera de mayor proyección en España hace menos de un mes. Estamos muy contentos con nuestro ritmo de crecimiento y sabemos que el 2018 será un gran año para nosotros, puesto que hemos alcanzado el punto de capilaridad que hace que el ritmo de aperturas comience a entrar en la curva de crecimiento exponencial típica de nuestra franquicia en otros países del mundo que nos preceden.

-¿Qué diferencia hay entre el mercado español y el del resto de países europeos?

Sin duda el tipo de cliente. La Comisión Europea acaba de presentar su Estado de la Salud en la Unión Europea 2017, en el que sitúa a España como uno de los países con menos actividad física entre la población adulta, mientras que los adolescentes, aunque tienen un nivel de sedentarismo mucho más bajo, presentan uno de los porcentajes más altos de sobrepeso y obesidad. Es decir: falta concienciación.

Esta falta de concienciación conlleva, por lo tanto, una menor tasa de penetración en nuestro país, lo que también incide en una oferta de precios y tipología de servicios menos estructurada si nos comparamos con mercados más desarrollados, como el norte de Europa.

Generalmente, la gente que llega a nuestros clubes lo hace por recomendación de otros o por la fuerza de nuestra marca. Después se quedan porque realmente encuentran lo que buscan: nuestras instalaciones, nuestros servicios, el trato personal y la implicación en sus objetivos que se merecen.

-¿Cuáles son los casos de éxito en España?

Los hitos alcanzados en nuestro país son bastantes a día de hoy. El primero de ellos es que, con casi 50 clubes operativos, nuestra tasa de fracaso es del 0% en España, es decir, que nunca hemos cerrado un club. Muy pocos competidores de nuestro sector pueden decir lo mismo. Y mucho menos si hablamos del mundo de la franquicia en general…

En segundo lugar, podríamos señalar que cada vez estamos presentes en más provincias del territorio nacional. Este año, por ejemplo, hemos incorporado a nuestra lista Palma de Mallorca, Girona, Zamora, Huelva y muy pronto abriremos en Bilbao y Zaragoza, además de la previsión de triplicar nuestra presencia en la Comunidad de Madrid en los próximos 4 meses.

No menos importante es el hecho de que más del 60% de nuestros franquiciados en España operan más de un club. Dos de ellos, sin ir más lejos, han abierto este año las puertas de su tercer y cuarto gimnasio, respectivamente, y hay otros tantos que harán lo mismo en 2018, habiendo reservado ya sus nuevos territorios. Esto es sin duda un síntoma de que ofrecemos un modelo de negocio sólido y rentable para el inversor.

-¿Qué elementos diferencia Anytime Fitness de la competencia?

De cara al franquiciado, tendríamos, por un lado, que los valores de la franquicia son intrínsecos a su ADN. Cada persona que entra en nuestro sistema, bien sea franquiciado o trabajador, graba a fuego en su mente que cada paso que da con nosotros tiene la capacidad de cambiar la vida de las personas y, por lo tanto, el mundo. Esa tarea nunca se puede hacer a medias. Esa es la energía que mueve nuestro modelo: un valor imposible de reflejar en una hoja de cálculo.

Desde el punto de vista económico, de nuevo, es una inversión con muy poco riesgo y capaz de conseguir un retorno muy alto a corto plazo. La marca es reconocida a nivel mundial, tanto por los inversores como por los usuarios, y somos cada vez más y más fuertes en todo el mundo, donde hemos afianzado nuestro liderazgo año tras año.

Nos caracterizamos por una inversión bastante comedida, en comparación con nuestros competidores, un rápido proceso de apertura –entre 4 y 8 meses– y un soporte constante que comienza incluso antes de la firma del contrato, con la ayuda en la búsqueda del local. A todo ello cabe añadir el soporte en materia de implementación del modelo, la adaptación del local, las tareas administrativas, la formación, la búsqueda de personal y el apoyo que ofrecemos en materia de comunicación y marketing.

De cara al usuario, ofrecemos, como hemos dicho antes, exactamente lo que el mercado busca: clubes de tamaño reducido, sin masificaciones, que nos permiten dar un trato personalizado a cada uno de nuestros socios, el concepto 24 horas y la facilidad –nuestra llave abre las puertas de todos los clubes Anytime Fitness del mundo–; nuestras instalaciones, muy cuidadas en su diseño, con cabinas de vestuario y ducha individuales que favorecen la privacidad de nuestros socios; equipamiento de la más avanzada tecnología, clases dirigidas en grupos reducidos –disponibles en muchos centros las 24 horas del día, puesto que además de las presenciales las hay también virtuales–; servicios y actividades adicionales que llenan de vida y dinamismo nuestros clubes; y el modelo de seguimiento y acompañamiento a nuestros socios, lo que les lleva a conseguir sus objetivos en un menor plazo de tiempo, con la máxima motivación.

-¿Puede hablarnos de la red de franquiciados? ¿Cómo debe ser el perfil del franquiciado?

Entre nuestros franquiciados, tenemos perfiles muy diferentes, desde el emprendedor joven enamorado del fitness que decide dar un paso al frente y abrir su propio club, hasta el inversor puro y duro que deja la gestión del club en manos de un club manager y compatibiliza otra actividad principal con esta. También hay grupos inversores que han decidido optar por multiaperturas más o menos bajo ese último esquema de negocio.

En principio, buscamos emprendedores dispuestos a hacer una inversión moderada, que busquen un rápido retorno de la inversión, con implicación diaria en el proyecto, pero sin tener que estar presente en él las 24 horas del día, con interés en una relación de medio plazo –nuestro periodo de explotación es de 11 años–, pero con muchas ganas de crecer dentro la franquicia.

Gracias a la facilidad operativa de nuestro concepto y al soporte 360º constante que ofrecemos al franquiciado desde la central, no requerimos experiencia previa, ni como gestor de entidades deportivas ni como empresario, solo una buena actitud y ganas de ayudar a sus usuarios a mejorar, incluso a cambiar sus vidas gracias al deporte.

La constante formación que reciben tanto nuestros franquiciados como sus empleados, así como el soporte en cualquier aspecto relacionado con la puesta en marcha y explotación del negocio, hace que sea muy sencillo entender el concepto y ser capaz de gestionar correctamente nuestros clubes sin una base de conocimiento o experiencia previa.

-¿Qué puede aportar Anytime Fitness al franquiciado?

Ofrecemos un modelo de negocio probado con éxito, con una tasa de fracaso inferior al 1% a nivel mundial y del 0% a nivel nacional. Además, somos la marca líder en el mercado, tanto a nivel mundial como nacional. La gente que entra en nuestros clubes sabe que va a encontrar un servicio de calidad y unas instalaciones cuidadas, con la última tecnología, diseñadas para gente de a pie que apuesta por un estilo de vida saludable basado en la incorporación regular de la actividad física a sus vidas.

De cara al franquiciado, ofrecemos una inversión bastante comedida, que conseguimos gracias al óptimo tamaño de nuestros clubes y a los acuerdos con nuestros proveedores tecnológicos, lo que también facilita una apertura del negocio rápida en un periodo que ronda los 3 o 4 meses. Además, nuestra estructura organizativa nos permite dar este soporte 360º del que hablábamos antes desde el mismo momento de la firma del contrato, por lo que cualquiera que esté interesado en invertir en este negocio puede hacerlo. Este soporte consiste en ayuda en la elección de la ubicación, acuerdos con entidades financieras para facilitar la viabilidad del proyecto, formación constante ante y postapertura, apoyo en materia de comunicación y marketing, herramientas de software que permiten la eliminación del dinero circulante en los clubes, conocimiento del estado del club en todo momento, etc.

-¿Cómo valora el usuario sus servicios?

El número de Anytimers en España no para de crecer. Hemos superado recientemente los 31.000 socios que, teniendo en cuenta nuestro concepto de negocio –clubes de tamaño reducido sin masificaciones–, es un dato muy positivo. Incluso tenemos varios casos en nuestro territorio de usuarios que decidieron convertirse en franquiciados, enamorados de nuestro concepto.

La valoración de nuestros socios es muy positiva, y cada vez lo es más porque cada vez nos volcamos más en que así sea. De hecho, medimos la satisfacción de nuestros clientes mes a mes y las cifras son cada vez mejores en todos los clubes. Estamos muy enfocados en hacer crecer nuestra franquicia a través de la calidad del servicio que ofrecemos. No nos interesa llenar nuestros clubes de “altas fantasmas” que se quedan con nosotros dos o tres meses y se cambian de club: queremos personas comprometidas con su salud, que decidan apostar por mejorar su calidad de vida gracias a la inclusión del deporte en su día a día. Por lo tanto, nuestras relaciones suelen ser cada vez más duraderas. Es parte de nuestra apuesta por lo que hemos dado en llamar un modelo de entrenamiento cercano al coaching que persigue el acompañamiento del usuario dentro y fuera de nuestras instalaciones… Queremos ser un estilo de vida, no una moda pasajera.